Porque hay gente que lo necesita; y por eso, en el CMU Loyola no nos cansamos de ser solidarios y sostenibles. En este caso, nos unimos a la iniciativa de REFOOD. Un proyecto que se dedica a ir recogiendo la comida que sobra de restaurantes, colegios mayores, etc. y repartirla entre los que más lo necesitan. El colegio colaborará con esta organización (entre otras como ya venía haciendo) entregando la comida no servida.

Así pues, si quieres colaborar, la entidad necesita voluntarios, gente con buena predisposición que quiera dedicar un rato de su semana a llevar comida a todas esas familias que lo necesitan.

«Sírvete solo lo que puedas terminar, todo lo demás sirve para ayudar» (Inés García, colegial del Loyola)