Ante la crisis sin precedentes que estamos viviendo con el estallido del COVID-19, desde el Colegio Mayor Universitario Loyola queremos informar de nuestra situación actual y compartir los pasos que estamos dando y las medidas que estamos tomando para afrontar esta emergencia excepcional, que se ha convertido en un auténtico reto para el conjunto de la sociedad. Es en estos momentos cuando las instituciones deben actuar con más responsabilidad y valores, al servicio en primer lugar, de sus interlocutores más directos y, en definitiva, de toda la sociedad.

COLEGIALES Y FAMILIAS

  1.  En coherencia con la medida decretada el 9 de marzo por la Comunidad de Madrid de cerrar las Universidades, y de acuerdo a la indicación  reiterada de evitar toda concentración de personas, el Colegio Mayor conjuntamente con los colegiales tomamos la decisión de que éstos regresaran lo antes posible a sus casas, atendiendo al mayor beneficio para los colegiales. Otras medidas decretadas por las autoridades sanitarias con posterioridad, tanto regionales como nacionales, han venido a avalar nuestra decisión.
  2.  Desde el principio se han contemplado y ofrecido soluciones para casos particulares que han manifestado dificultades iniciales para abandonar el centro o regresar a sus casas por diferentes motivos. Finalmente ningún caso ha necesitado de estas medidas alternativas.
  3.  En estos momentos y desde el día 12 de marzo, el CMU Loyola no tiene ningún colegial en sus instalaciones.
  4.  Hemos abierto y mantenido desde el primer día una línea de comunicación personalizada, continuada y transparente con colegiales y familias, que incluye el contacto telefónico con todas y cada una de ellas. El colegio continúa al servicio de sus colegiales y con el compromiso de prestarles servicio ante cualquier necesidad.
  5.  Hemos iniciado ya los procesos de compensaciones económicas a las familias que se extenderán para todo el período en que continúen suspendidas las clases, ofreciendo diferentes fórmulas, tanto para el corto plazo como para el medio y el largo.

PERSONAL

  1. Desde el primer momento se han tomado medidas para dar prioridad a la seguridad y la salud de los trabajadores, conjugando el mantenimiento de unos servicios mínimos con el escrupuloso respeto de los imperativos del Estado de Alarma decretado el día 14.
  2. De acuerdo al Código de Conducta de la Compañía de Jesús en España, y a nuestros propios principios, hemos puesto todos los medios para mantener las retribuciones de los trabajadores y evitar o al menos alejar todo lo posible otro tipo de medidas más drásticas y dolorosas que están tomando multitud de empresas.
  3. El estatus actual del CMU Loyola es de funcionamiento de los servicios mínimos indispensables en el contexto actual, de vigilancia, atención a familias, y seguimiento de sus colegiales (en materia de estudios, salud y bienestar).

Seguiremos haciendo todos los esfuerzos para afrontar esta crisis de la forma más responsable, eficaz y solidaria que seamos capaces, cuidando a nuestros trabajadores y a nuestros colegiales y sus familias, en todo lo que nos sea posible. Agradecemos todo el apoyo recibido por parte de las familias y la respuesta ejemplar de todos nuestros colegiales.

En nombre de todo el colectivo del Colegio Mayor Loyola, deseo transmitir a todos los afectados por el COVID-19 nuestro deseo de una pronta y total recuperación. Asimismo, nuestra solidaridad y agradecimiento hacia todos los profesionales que en estos momentos están dando todo lo que se espera de ellos, particularmente los sanitarios, pero también de las fuerzas del orden y de todas las tareas ineludibles en estos días, por su labor esforzada y generosa. Sabemos que todo esto pasará, y esperamos que sea cuanto antes

.

José Manuel Burgueño
Director del Colegio Mayor Loyola